La hechicera

El corazón de Nicholas Flamel se rompió en mil pedazos cuando vio como su querida París quedaba reducida a cenizas delante de sus propios ojos. Dee y Maquiavelo son los culpables de este desastre, pero Flamel también tuvo parte de culpa, porque al tener que proteger a Sophie y Josh Newman (los gemelos de la profecía) y a los manuscritos de los Sabios oscuros, no pudo centrarse en evitar…


La hechicera | indiecorp | 4.5